Menú Cerrar

LOS CÓDIGOS, LAS LLAVES, SÍMBOLOS Y RECUERDOS QUE ESTAMOS RECIBIENDO

En el plan solar, que está más allá de nuestra comprensión humana, todos los maestros y guías están acompañándonos ahora en la depuración, integración, comprensión y activación del proceso planetario de conciencia en nuestro cuerpo físico, mental, áurico y restaurativo de nuestro ADN, donde como ya lo he mencionado seguimos en la ascensión que es el cambio de la tercera a la quinta dimensión: este proceso ha traído consigo muchos re-planteamientos de lo que somos y hacia dónde vamos.

En ese devenir, nos devolvemos, avanzamos y entramos a veces en espirales de conciencia que nos hacen sentir culpables, tristes, desanimados y muchas veces faltos de FE en el movimiento que existe a nivel espiritual y energético. TEN ALGO PRESENTE NO NOS ESTAMOS DEVOLVIENDO ASCENDEMOS EN FORMA DE ESPIRAL.

Los síntomas comunes: sueños impactantes muchas veces relacionados con personas o situaciones del pasado que ya creíamos superadas, sensación de no pertenecer a nada (religiones, instituciones, congregaciones, partidos políticos, dogmas o filosofías de vida), resistencia a seguir desarrollando hábitos que hoy nos cuestionamos relacionados con la alimentación, lugar donde vivimos, horas de sueño, ejercicios físico y convivencia social, sentimiento de culpa inexplicable que no sabemos porque situación o hecho concreto la sentimos o sí es con nosotros mismos o alguien de nuestro entorno, desconfianza en la información que recibimos ya sea canales de televisión, medios de comunicación en general, canalizaciones, personas cercanas etc. ; todos estos síntomas siempre acompañados de la parte física, pues estamos inmersos todo el tiempo en la conciencia de nuestro cuerpo, vehículo, estuche, con diversas sensaciones que pueden ir desde dolor de cabeza, dolor en varias partes de la columna incluida dorsales y sacro, sensación de pesadez estomacal, palpitaciones y en ocasiones una hipersensibilidad al entorno, que genera irritabilidad e intolerancia con cualquier estimulo por mínimo que sea incluyendo visiones de sombras, luces, presencias o en su defecto simplemente sintiendo seres que antes no sentíamos.

Toda esta información que no es fácil de transitar, y que  atravesó del acompañamiento espiritual y terapéutico podemos hacer consiente y empoderarnos para identificar y sobrellevar esta sintomatología, puede menguarse y redirigirse a un sentido espiritual mediante la meditación y comprensión de códigos sagrados, códigos de luz, simbología que estamos presenciando y recibiendo a través de nuestra conexión con nosotros mismos; cada uno tiene su manera y forma pero si los invito a que los escriban, dibujen, memoricen y tengan presentes a la hora de conectar con nuestra alma y hacer la introspección debida. Los símbolos y códigos que estamos recibiendo son con un propósito de sanación personal y colectiva; cada vez que abrimos nuestro corazón y nos disponemos a darles forma en nuestro plano consiente estamos contribuyendo al momento planetario que estamos viviendo, cuando no puedas dibujarlos simplemente conserva la imagen y en tus meditaciones y/oración, intención, momento de paz o reflexivo visualiza nuestra madre tierra GAIA, llena de luz del color que quieras rosa, blanca, azul, verde etc. esto nos ayudara a todos a sostener la energía y poder seguir alimentando este PLAN SOLAR que nos ha sido dado como un regalo de evolución y que yo he comprendido en mis momentos íntimos de reflexión y canalización, sin decir que sea un proceso fácil o que comprendo completamente, pero si con la certeza de que estamos recordando como conectar con LA FUENTE (DIOS) y que vinimos  a este plano con un propósito elevado de servicio y amor.

A nuestros  ARCÁNGELES, ÁNGELES, MAESTROS Y SERES DE LUZ, GRACIAS INFINITAS!! Por su amor y luz que se siente más que nunca, anhelando ver, anhelando expandirme y fluir y que para todos este proceso de integración sea amoroso y expansivo en la conciencia.

Andrea Estrada González

@sanacionconangeles_  en instagram.

Terapia Arcangélica en Facebook