Menú Cerrar

EL TEMOR DE SALIR Y ENFRENTAR NUEVAMENTE NUESTRA VIDA DESPUÉS DEL AISLAMIENTO

Han pasado algunos  meses y nuestra vida cambió, llegaron momentos de mucha desesperación y angustia pues las reglas, controles, situaciones habituales y cotidianas se restringieron, de alguna manera perdimos en gran medida nuestra movilidad, libertad y posibilidad de socialización a nivel presencial y de contacto humano.

Hoy nos enfrentamos a un nuevo reto y es después de sentirnos cómodos en casa  para unos o resignados a la situación para otros, debemos enfrentar y salir nuevamente a espacios que dejamos por un tiempo como oficinas, espacios públicos, transportes, etc. para desarrollar oficios e interactuar nuevamente con otras personas que seguramente sienten la misma vulnerabilidad y temor de contagiarse del virus o peor aún contagiarnos de más miedo.

La angustia, la depresión, la ansiedad, la irritabilidad son emociones muy comunes para esta época, que se despertaron desde lo más profundo de nuestras entrañas y a veces conectando directamente con nuestras sombras más profundas;  aquello que no nos gusta mirar nuestro y de nuestros seres queridos, para revelarnos quienes somos finalmente y cuál es nuestro propósito en esta corta y frágil existencia humana,  donde comenzamos muchos a comprender y otros a confirmar que nuestra vida es efímera, que hay UNA GRAN FUERZA DE AMOR Y ORDEN QUE CONTROLA TODO: DIOS.

Que a pesar del dinero, el poder y la libertad todos y cada uno debimos rendirnos a un orden mayor a una autoridad humana que nos indicó “quédate en casa” y a pesar de oposiciones y disgusto así lo hemos hecho.

Ahora el temor de salir de volver a una vida poco a poco de interacción,  nos puede causar terror, resistencia y rechazo y puede darse como defensa esa negación a enfrentar lo que hoy nos toca: SALIR MÁS Y EXPONERNOS A UN CONTAGIO.

Pues ya nos sentíamos seguros en casa, adaptándonos y en el día a día llenándonos de fuerza y resistencia, buscando formas de supervivencia para que la vida continuara, ahora salir después de sentir nuestro gran refugio interno en lo conocido, en lo familiar, es el llamado “síndrome de la cabaña”, que para expertos no es más que miedo a salir después de estar tanto tiempo en casa y para muchos que viven solos  peor aún por haber estado prácticamente sin ningún contacto físico.

 La invitación que nos hacen nuestros guías desde su dimensión es clara : “CONFIA, COMIENZA A REALIZAR TUS ACTIVIDADES GRADUALMENTE Y CONTINUA ELEVANDO TU VIBRACION PARA FORTALECER TUS PENSAMIENTOS, TU CUERPO Y TU SISTEMA NERVIOSO E INMUNE” .

 No debemos exigirnos un cambio brusco sino nos sentimos cómodos. Podemos salir gradualmente en la medida de nuestras posibilidades y comenzar a interactuar sin que esto nos genere un traumatismo y más ansiedad. Acomodando y acoplando nuestras necesidades laborales, personales y afectivas a la nueva realidad: saldremos y podremos contagiarnos.

Los ángeles y guías nos alientan hoy más que nunca sobre todo a los trabajadores de la luz a todas las personas que acompañamos, guiamos, apoyamos, nutrimos y orientamos a otros a enfrentar la vida a desarrollar posibilidades nuevas, a trabajar en sí mismos,  a  lograr estados de calma, observación, mutación y transformación a que estemos más fuertes, más convencidos de nuestra misión, sin importar los cambios y contratiempos que han surgido en este gran despertar cuando por fin concluimos que : NO CONTROLAMOS NADA, QUE TODO NO DEPENDE DE NOSOTROS Y QUE LA MEJOR ACTITUD ES ESTAR AGRADECIDOS POR TODO Y TODOS LO QUE NOS RODEAN VALORANDO CADA DIA MAS,  LO QUE SOMOS. A nuestros  ARCANGELES, ANGELES Y MAESTROS Y SERES DE LUZ, GRACIAS INFINITAS por su amor y luz que se siente más que nunca!

Deseando Calma y sabiduría porque desde el amor y desde la luz retomemos con pausa y dándonos los permisos que necesitemos para  volver a nuestra llamada cotidianidad.

Los abrazo!!!

Andrea Estrada González
Sígueme en

Instagram @sanacionconangeles_

www.sanacionconangeles.co